‘Pesadilla en Elm Street’, Freddy Krueger tendrá nuevos orígenes

No sé por qué sigo torturándome cayendo en lo mismo. Pero no puedo evitar agarrar un rebote cuando leo los cambios que se les ocurren a los chupópteros de turno que fagocitan las franquicias míticas cinematográficas.

Ya saben, por un enojo anterior de un servidor, que Freddy Krueger, ese killer de cuchillas afiladas más quemado que el palo de asador, volvía de una forma distinta: perderá ese tono irónico sanguinario que lo caracterizaba, para hacer la película realmente terrorífica aprovechando el concepto básico por el que se mueve, es decir, no te duermas o morirás. El guionista contratado, Wesley Strick (’El Cabo del Miedo’), es el que se ha prestado a ese concepto.

Pero aún hay más: Freddy perderá su pasado original, bueno se trata más bien de un cambio en su motivación para matar, … bueno, … lo explico y a ver si nos aclaramos.

El Frederick Charles Krueger de Wes Craven era un asesino en serie de niños, que residía en Elm Street 1428, con una historia personal de abusos y maltratos por parte de su padre adoptivo alcohólico (su madre estaba internada accidentalmente en la división de criminales dementes del hospital psiquiátrico ‘Westin Hill’, y fruto de las violaciones de los internos nació Fred).

Fue arrestado pero nunca terminó en la cárcel. Un día los padres de los niños, furiosos y con sed de venganza, le quemaron vivo. Años más tarde, y después de aceptar la oferta de ser ‘eterno’ que le hicieron unos demonios que vagaban por la tierra buscando un alma cruel y sanguinaria, para convertir los sueños en realidad, volvió a Elm Street para vengarse de los hijos de aquellos que lo quemaron, los cuales descubren esa atroz barbacoa que cometieron sus progenitores. Mientras dormían, Krueger podía invadir y tomar el control de sus sueños, llevándolos hasta la muerte.

Pues dicen los productores de la nueva saga, Brad Fuller y Andrew Form, que este concepto no funcionaría. Eso de que los chicos/as paguen por lo que hicieron sus padres, pues no. Toma, toma y toma. Y entonces están trabajando en la idea de que las víctimas de esta nueva cinta no tendrán relación con aquellos pirómanos sino que serán chicos/as que descubrirán la existencia de Freddy por ejemplo tecleando en Google y encontrando su ficha policial.

Esperen que me tome algo para tranquilizarme porque me va a dar un ataque, no sé si de risa o del disgusto. Semejante bazofia. Y todo para hacer secuelas a tutiplén si esta primera entrega renovada funciona. Entonces, ¿qué es lo que motiva a Krueger para matarlos?. Freddy sería, con este nuevo concepto, un psicokiller más.

Ah, eso sí, no cambiará su aspecto, y su mítica indumentaria, con pulover a rayas, sombrero y guantes de cuchillas afiladas. Ya sería el colmo.

Fuente: TBDC

~ por Pablo Mc Fly en 4 febrero 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: